Copyright, ACQWEATHER y Asociados, Santo Domingo, República Dominicana. Calle Santiago No. 453

INFORMES Y PRESENTACIONES SOBRE LA AVALANCHA DE JIMANI
(Lluvias intensas del 23 y 24 de mayo del 2004)

Avalancha en Jimaní - Antonio Cocco Quezada
Las Inundaciones de Jimani - Rafael José Marte
Propuesta de Seminario para el 7 de Julio del 2004
Informe Especial sobre el Impacto de las Lluvias - Lic. Christine Herridge

AVALANCHA EN JIMANI
Crecida Repentina Fulminante. Asesinas que bajan de las Sierras

Antonio Cocco Quezada
ACQ y Asociados – Meteorólogos Privados y Consultores
Presidente Capítulo de Desastres del CODIA
 

INTRODUCCION

          En la tarde del domingo 23 de mayo del 2004, llovía tímidamente en la ciudad de Jimani, la altura pluviométrica solo alcanzaba los 10 milímetros, valores normales de los aguaceros tropicales en este período de actividad convectiva, sin embargo, entre las ocho de la noche del domingo y las ocho de la mañana del lunes se acumularon más de 220 milímetros, valor extremadamente alto que nos da alguna indicación del evento hidrometeorológico que se había gestado en la parte alta de la Sierra de Bahoruco y que ya para esa hora de la mañana del lunes 24 de mayo, había producido una fulminante crecida sobre el poblado de Jimani con una gran cantidad de sedimentos, piedras y troncos de árboles y la pérdida de cientos de seres humanos, destrucción de viviendas, interrupción de los servicios básicos y de la infraestructura vial.

Dentro del ámbito técnico profesional, se tienen diferentes tipos de inundaciones y crecidas que es bueno en este momento mencionar y así unificamos los criterios. Hay dos tipos de inundación, las lentas que producen un aumento gradual de los cauces de ríos y lagos debido a las lluvias durante un período prolongado de tiempo, que es el caso de lo que ocurrido en la cuenca baja del Yaque del Sur a finales de mayo. Las inundaciones o crecidas repentinas de los arroyos se producen en cauces pocos profundos, localizados en zonas áridas. Este tipo de crecida se produce cuando aparecen lluvias intensas, convirtiendo el arroyo en un río de movimiento rápido que ocurre en un tiempo relativamente corto, en ocasiones extremas hasta menos de un minuto, causando muertes y violenta destrucción de propiedades.

Veamos otras consideraciones, de estos eventos podemos distinguir las inundaciones costeras que pueden ser generadas por tormentas tropicales y huracanes, vientos fuertes y por los tsunamis que son olas gigantescas producto de volcanes y terremotos en el fondo marino. Las inundaciones de ríos ocasionadas por lluvias intensas que llenan los cauces y los desbordan, particularmente en la época de lluvia de cada región en particular. Las inundaciones urbanas que se producen en las ciudades por la poca capacidad de los suelos para la infiltración debido a la pavimentación de calles, avenidas, parqueos y acumulación de basuras, entre otros.

Por otro lado, tenemos las avalanchas, fenómenos que se presentan en los ríos, cañadas y quebradas, por efecto inicial de un deslizamiento. Una gran cantidad de precipitación en  laderas inestables hace que el terreno aumente su peso y se deslice hacia los cauces generando presas. Por lo general, estos represamientos ocurren en las cuencas altas y es normal que los que viven en la cuenca media y baja no se enteren de lo que está sucediendo.

Las avalanchas ocurren en cualquier momento, viajan a velocidades muy altas con gran poder destructivo, transportan una gran cantidad de agua con sedimentos que incluyen rocas, arena, ramas, tierra, árboles y algunas en particular, animales, personas y casas como fuera el caso de Jimani. La posibilidad de una avalancha aumenta con el lanzamiento de desechos sólidos, basura, troncos, escombros y otros materiales a los cauces de los ríos.

Cuales son los efectos primarios y secundarios de las inundaciones, de acuerdo con las innumerables experiencias: Arrastre de sólidos, Extensas áreas cubiertas por agua, Intensa erosión, Proliferación de microorganismos,  Interrupción de vías de comunicación, Viviendas dañadas, Pérdida de vidas, Destrucción de cosechas, Depósito de lodo, arenas y grava, todos se han cumplido. Secundarias tenemos, Enfermedades transmisibles, Escasez de alimentos, Problemas de eliminación de desechos y excrementos, Contaminación del agua potable, otros.

Podemos deducir después de esta introducción que lo de Jimani fue una crecida repentina fulminante del Arroyo Blanco, seguida de avalancha generada en la cuenca del río Soliette, al fallar los represamientos, construidos probablemente por deslizamientos, obstrucciones de árboles y viviendas en su cauce y cuenca hidrográfica, un mal manejo de las cuencas de los ríos y asentamientos humanos importantes en sus cauces.

DESCRIPCION DEL AREA DE IMPACTO

La región impactada por las excesivas precipitaciones está relacionadas con un complejo sistema orografico, con terrenos muy accidentados que se elevan hasta 2700 metros de altura con grandes pendientes,  que incluye la Cadena de Montanas de La Selle que es la continuación en Haití, de la Sierra de Bahoruco de la Republica Dominicana. Las sierras y cordilleras están desforestadas en un 90% hasta la frontera donde la cobertura forestal aumenta en territorio dominicano.

Existe una gran cantidad de cauces secos en la región y áreas bajas intramontanas capaces de almacenar una enorme cantidad de agua, como es el caso de Mapou en Haití que ha tardado hasta trece meses para poderse drenar. Font Verrettes está localizada en un valle entre la cadena de montanas de la Selle y la frontera con Republica Dominicana, asentada sobre el cauce del rió Soliette y donde viven unas 45,000 personas, de acuerdo con información de Agencias Internacionales, dedicadas a las actividades agrícolas, con casas construidas en el lecho del río.

Fond Verettes no está sola también comparten la cuenca hidrográfica con otras comunidades con las mismas características, como, Dubois, Soliette, Gentilhomme, Majon, Vent Bate, Desiré, Palmaste Tampé, Boulaille, Cambrenant, Goman, Gros Chaval, Terre Froide, Gros Mat, Nan Bambou, otros, no tenemos una idea clara pero podemos estar hablando de 100,000 a 150,000 personas.

La Provincia Independencia es una de las provincias de la República Dominicana consideradas con un bajo nivel de desarrollo, a pesar de poseer particularidades naturales que podrían ser envidiadas en cualquier región del mundo, como por ejemplo, un gran lago de agua salada, reserva de la humanidad, una laguna con una flora y fauna muy particulares, el Parque Nacional de la Sierra de Bahoruco, la Reserva Científica Cristóbal, el Parque Nacional de la isla Cabritos, los bosques de la Sierra de Bahoruco en la frontera de las provincias Independencia y Pedernales y de Independencia y Haití, plataforma única para un programa de ecoturismo intenso.

La provincia tiene un área de 2006 kilómetros cuadrados, de los cuales unos 591 corresponden al municipio de Jimani, la capital de la provincia tiene una población aproximad de 8160 habitantes de acuerdo con el censo del 2002. Se encuentra en el oeste a unos cuantos kilómetros de la frontera dominico-haitiana, identificado como Mal Paso donde existe un control militar y una actividad económica importante. En línea recta desde Jimani hasta Fond Verrettes hay apenas unos 12 kilómetros de distancia, separadas por una divisoría de aguas que se comunican a través del cauce Soliette – Arroyo Blanco. Es decir, donde termina el rió Soliette comienza el Arroyo Blanco.

Como puede verse en la grafica, Jimani esta asentada en el abanico de descarga del Arroyo Blanco, hacia donde se proyectan varios canos o canales que se activan con avenidas extremas.

Jimani posee una estación meteorológica que a través de muchos anos ha recolectado información que nos permiten hacer algunas deducciones, pero para ello, tenemos que compararla con una estación cercana en la parte alta de la Sierra, la estación de Polo. En la tabla de valores promedios de las dos estaciones se pueden notar grandes diferencias, la precipitación media anual, es muy superior en Polo con 1287 milímetros por encima de la de Jimani, la precipitación media mensual máxima ocurre en Jimani con 137 en el mes de mayo en Polo se produce en el mes de octubre con 269 milímetros, es decir tenemos la influencia de la actividad convectiva en Jimani y en la época de actividad tropical en Polo.

Las precipitaciones máximas en 24 horas nos hablan de valores máximos de 214 milímetros en 24 horas en Jimani durante e mes de octubre y 508 en Polo en el mes de agosto, ambos durante el periodo de actividad tropical. Naturalmente esto pone de manifiesto la influencia orografica en el comportamiento de las precipitaciones y nos indica que, durante el evento hidrometeoro lógico del 23 de mayo sobre la Española, las alturas pluviométricas eran muy superiores a las registradas en la estación de Jimani, protegida en este caso en particular a la circulación de vientos que generaba el sistema meteorológico tropical.

Precipitación media mensual y anual en milímetros enteros

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

Año

Jimani

15

26

40

90

137

44

26

65

90

128

59

22

743

Polo

74

69

69

87

232

289

208

248

277

269

139

70

2030

Precipitación máxima en 24 horas por meses en milímetros enteros hasta 1995

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

Jimani

56

57

69

114

120

84

76

114

124

214

139

60

Polo

147

104

89

136

324

349

182

508

480

377

237

202

CONDICIONES METEOROLOGICAS

            Durante la semana que finalizaba el domingo 23 de mayo una amplia zona de nubosidad con actividad convectiva se había movido desde el Caribe oriental hacia la República Dominicana, esta actividad atmosférica generó precipitaciones en el centro del país, que agravó la situación en las cuencas de los ríos Yuna y Yaque del Norte, algunas de ellas se corrieron hacia el oeste, aunque no muy significativas, lo mas importante era que los modelos de pronósticos señalaban que estas podrían superar los 100 milímetros, valores importantes debido al comportamiento que habían tenido las lluvias en esas regiones.

Por otro lado una baja presión superficial que se localizaba en Centroamérica, a mediados de semana se movió al Caribe hacia el norte comenzando a generar algunas precipitaciones sobre las zonas montañosas y vertientes sur de la Cadena de La Selle y la Sierra de Bahoruco, mas tarde el fin de semana se movió hacia las costas sur de Haití, saliendo luego al atlántico sobre las costas norte de la República Dominicana, dejando fuertes lluvias y tronadas a su paso sobre la isla particularmente en el sureste de Haití y la parte occidental de las provincias Independencia y de Elías Pina donde las aguas rompieron varios puentes e incomunicaron poblaciones.   

En las imágenes de satélites, la baja presión se le consideraba con suficiente potencial para clasificarse como Disturbio Tropical, un sistema meteorológico mejor organizado, que logró durante la tarde del domingo desarrollar una línea de inestabilidad, que se manifestaba claramente en las imágenes del infrarrojo, orientada nornordeste a sursuroeste precisamente en la frontera dominico haitiana paralela a la trayectoria que seguía el centro. A lo largo de esta línea circularon las tronadas o nubes cumulonimbus que aportaron las precipitaciones finales para desencadenar la tragedia. La presencia de estas nubes era evidente por la gran cantidad de relámpagos que se registraban sobre la Sierra, de acuerdo a las versiones de los residentes en Jimani.

Otro aspecto importante en el proceso de condensación de esa gran cantidad de agua fue la componente favorable de vientos ascendentes que generó la baja presión sobre las vertientes caribeñas de las montañas que en la Cadena de La Selle culmina en un pico de 2715 metros de altura. Las precipitaciones registradas en Jimani entre el 22 y el 25 de mayo, talvez, no dan una idea de las verdaderas precipitaciones que ocurrieron en las partes altas de las Sierras, pero si resulta importante, que en lugar de los valores que se están dando para 24 horas, la tabla mas abajo nos muestra que las mayores precipitaciones registradas en Jimani, ocurrieron en 12 horas, entre las 8 de la noche del domingo y las 8 de la mañana del lunes con un valor de 227 milímetros, esto implica altas intensidades al reducirse el tiempo que puede ser menor, si continuamos las investigaciones.

Valores medidos en la Estación de Jimani del 22 al 25 de Mayo del 2004 (mms)

21

8 PM

22

8 AM

22

2 PM

22

8 PM

23

8 AM

23

2 PM

23

8 PM

24

8 AM

24

2 PM

24

8 PM

4.9

0.6

0

0

0

5.3

10.2

227.4

0.3

0.1

Debemos considerar también, la amplificación que sufren las precipitaciones sobre las Cordilleras y Sierras como apreciar en el Mapa de Precipitación Media Anual, esta componente puede duplicar o triplicar los valores que estamos observando en la estación de Jimani. Si miramos los datos de la estación de Polo, por ejemplo, que queda en la parte alta de la Sierra de Bahoruco, notamos que las precipitaciones en 24 horas se triplican si consideramos solamente al mes de mayo y que pueden pasar de los 500 milímetros en agosto, cuando cambiamos de la convección pura a la influencia de sistemas tropicales. El domingo 23 se pueden identificar dos núcleos importantes de precipitaciones, en el suroeste y otro también con más de 200 milímetros en la zona del Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo, de acuerdo con los valores pluviométricos.

Esto está más acorde con los resultados obtenidos mediante el programa de mediciones de lluvias tropicales de la NASA, donde se excedieron los 500 milímetros de precipitaciones acumuladas entre los días 18 al 25 de mayo, como puede verse en la imagen, que debemos manejar con cautela, por el período de tiempo considerado, ya que, en los primeros días se alternaban precipitaciones con tiempo soleado.

DINAMICA DE LA CRECIDA

Las presas podemos construirlas, o se pueden formar artificialmente por deslizamientos hacia los cauces de ríos o quebradas, agravados por el lanzamiento de basuras, chatarras y otros materiales. Este tipo de presas es muy poco resistente y en la medida que el embalse va creciendo, aumenta el volumen de las aguas y la posibilidad de la ruptura por la presión de las aguas que quieren ir corriente abajo. Los informes provenientes de las misiones militares y civiles que actualmente tratan de ayudar en Haití, señalan que hubo muchos represamientos que agravaron el nivel de inundación, y que desencadenaron al romperse, corrientes cargadas de lodo y escombros destructivos, esto corrobora con nuestra hipótesis de que algo similar ocurrió para generar la avalancha de Jimani.

El sistema meteorológico tropical comenzó a manifestarse en el Departamento Sureste de Haití y la provincia de Pedernales donde la crecida del rió que separa los dos países cobro algunas victimas y los vientos locales engendrados por las tronadas ocasionaron la agitación del mar y la perdida de tres pescadores.

Una de las primeras poblaciones a ser golpeadas por las crecidas y lluvias intensas en el sureste de Haití fue Mapou una villa de unos 3,000 habitantes donde se dice que perdieron la vida unas 1,000 personas, la tercera parte de la población y la mitad de las viviendas, unas 1300 fueron destruidas por las crecidas a la medianoche de ese domingo 23, esto es, antes de que ocurriera una similar en Fond Verrettes y luego en Jimani, esto puede estar relacionado con el movimiento de las tronadas hacia el norte y que aportaron las ultimas precipitaciones necesarias para desencadenar las corrientes devastadoras que desde las montañas buscaban la destrucción y sus victimas.

Los informes de Fond Verrettes nos señalan que la gran crecida ocurrió a las 2:00 AM. del lunes 24 después de largas horas de precipitaciones, al final muy intensas, que elevo el nivel de las aguas. Se iniciaba a nuestro entender la gestación de la avalancha. Esta enorme cantidad de agua, necesariamente tuvo que acumularse durante algún tiempo hasta que se produjera el descenso final a través del canon que une el rió Soliette con Arroyo Blanco, con un extraordinario caudal capaz de dejar las marcas y la erosión que se observan en las fotografías y desencadenar entre las 4:00 y las 4:30 de la madrugada toda esa energía acumulada sobre Jimani y la llanura de inundación.

Cuando el huracán GEORGES de 1998, también murieron una gran cantidad de personas en Mapou. Esa región de Haití, también permaneció inundada durante dos meses por las crecidas del huracán GORDON del 1994, tomándose trece meses para drenar toda el agua, este huracán también produjo serias inundaciones en el bajo Yaque del Sur, Tamayo tiene una triste experiencia de esa época.

Las experiencias están ahí, las inundaciones fueron ocurriendo con diferencias de tiempo, al igual que en eventos anteriores, nadie les pudo informar a los que estaban aguas abajo de lo que estaba sucediendo, algo similar sucedió en 1998 con las inundaciones en San Juan de la Maguana y varias horas después en Tamayo. Debemos revisarnos y preguntarnos, si seremos capaces algún día de emitir las alertas tempranas que tanto necesitan las comunidades.

IMPACTO DE LA CRECIDA REPENTINA/AVALANCHA

            Los informes obtenidos provienen de Agencias Internacionales de ayuda humanitaria y en el caso de la Republica Dominicana de la Comisión Nacional de Emergencia, de acuerdos con dichos informes, el sistema tropical produjo la muerte de 2000 personas y cientos de desaparecidos en Haití, de los cuales 237 correspondieron a Fond Verrettes debido a una crecida repentina. En total fueron destruidas unas 5000 viviendas y una alta población necesita de albergue, en los momentos de este trabajo se están repartiendo unas 45,000 raciones de agua, cuando ya comienzan a aparecer brotes de Malaria y Dengue.

            En Jmani murieron 393 personas y se encuentran 274 desaparecidos, se considera que la mayoría eran nacionales haitianos, los servicios básicos se han restablecido, se reparten mas 35,000 raciones de agua diaria.

CONCLUSIONES

            Podemos Concluir diciendo, de acuerdo a los criterios expuestos, que las causas principales de este importante evento hidrometeorológico y sus consecuencias fueron:

a)    Precipitaciones intensas sucesivas en corto tiempo, generadas por las tronadas bien colocadas sobre pequeñas cuencas que no soportaron la intensidad de las mismas como fueran los casos de los ríos Soliette y Mapou en Haití, y Arroyo Blanco en la República Dominicana.

b)    Alta deforestación en la cuenca del río Soliette y sus afluentes que aceleraron el arrastre de material de las montañas a las partes bajas.

c)     El estado de pobreza de las poblaciones que las obliga a ocupar lugares de altos riesgos como son los cauces de los ríos en Fond Verrettes y Jimani y crear barrios periféricos de miseria, donde los inmigrantes dominicanos y haitianos aumentaron muchas veces la cantidad de viviendas frágiles.

d)    La poca capacidad de implementar las alertas para eventos de este y otros tipos.

e)     La ausencia de planificación con la Mitigación.

LECCIONES APRENDIDAS

A pesar de que se habla de alertas de posibles inundaciones antes del desastre, la información no llegó a la población.

El Proyecto de fortalecimiento institucional del Banco Interamericano de Desarrollo para el manejo de los Desastres, no funcionó.

El comportamiento del Arroyo Blanco depende del comportamiento del río Soliette y sus afluentes.

Aparentemente la Crecida Repentina de Jimani, es la marca histórica superior registrada, no existían las mismas condiciones actuales en el 1912, la foresta no se había deteriorado para esa época, ni Jimani, ni Fond Verrettes tenían poblaciones significativas.

La deforestación de la cuenca del río Soliette va a continuar y puede acabar en corto tiempo con lo que queda de la Foresta de Pinos, un Parque Nacional donde nacen parte de  los afluentes que lo nutren.

La desertificación parece un proceso irreversible y puede influir considerablemente en el Ciclo Hidrológico de la Hoya del Lago Enriquillo y sus comunidades.

El irrespeto al Medio Ambiente sanciona severamente las poblaciones.

La pobreza es enemiga de la Foresta, en la medida en que aumenta la cantidad de personas empobrecidas mayor es el daño a la cobertura forestal.

RECOMENDACIONES

Proyecto del Fortalecimiento Provincial para atención de los Desastres.

Desarrollo de respuestas locales municipales a los desastres, no estructurales, donde puedan contar con información sobre la inminencia de un evento y organizarlas para que sean capaz por si mismas de enfrentar los futuros eventos.

Proyecto de un Plan Regulador de la ciudad de Jimani, tomando en consideración las realidades desnudadas por el desastre.

Plan de educación y control de la basura en los manantiales alrededor del Lago Enriquillo y Laguna de Rincón.

Finalmente queremos señalar que el Capítulo de Desastres, con la participación del Capítulo de Meteorología y el Núcleo de Ingenieros Topógrafos ha hecho con anterioridad varias recomendaciones para adelantarnos a los desastres, una de ellas fue un  programa educativo y de formación de grupos de respuestas en las comunidades fronterizas, hace dos años. Se recomendó a las autoridades de Medio Ambiente aplicar sanciones  a las instalaciones comerciales que están llenando de plásticos y contaminando los manantiales alrededor del Lago Enriquillo.

La población de Nagua debe desarrollar una respuesta rápida a otro tsunami con un plan de evacuación automático; las provincias deben desarrollar sus planes de emergencia para el manejo de sus desastres, como fuera iniciado en la Regional Norte del CODIA para la provincia de Santiago; a la Ciudad Colonial se le ha proporcionado su Plan de Emergencia.

A la ciudad de Santo Domingo, se le dedicó una Conferencia, para identificar lo que podría pasar con un David sobre la ciudad, se ejercitaron los lideres comunitarios de Jaquimelles de cómo deben coordinarse ante la emergencia, ahora nos toca a todos, identificar los numerosos Jimanies que tenemos diseminados en todo nuestro territorio y buscar la forma de protegerlos, educándolos.  La naturaleza ha hablado contundentemente, NO mas daño a nuestros bosques.

Quedamos abiertos a las opiniones, este evento hay que estudiarlo y analizarlo detenidamente para poder aplicar las correcciones necesarias. Queremos agradecer a las avanzadas de investigación de los Capítulos, Ingenieros Rafael Marte, Mariana Brazobán y Luz Sepúlveda por Desastres y Luis Rodríguez, Joaquín Lora, Teomires Segura y Mario Heredia por Meteorología, por las informaciones e imágenes recolectadas.

ACQ

Junio 9, 2004

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS INUNDACIONES DE JIMANI
Ing. Rafael José Marte

23 de mayo de 2004

Evaluación de Impacto de la Riada del Río Blanco

1.0 Antecedentes

1.1 Localización

El municipio de Jimaní, se encuentra localizado al suroeste de la ciudad de Santo Domingo, a pocos kilómetros de la línea que separa a la República Dominicana con Haití; específicamente entre los lagos Enriquillo y Etang Soumatra de la Isla Hispaniola; es decir, sobre el valle de Neyva, que presenta un clima seco y temperatura que llega alcanzar los 40 grados centígrados en alguna de época del año.

1.2 Geología

Además de las altas temperaturas, esta región esta caracterizada por suelos con abundante caliza, conglomerados y precipitaciones muy baja, lo que le confiere una capacidad de per colación y evaporación muy alta. Estas dos asociadas a la deforestación, genera flujo intermitente de agua en ríos y cañadas por cortos periodos, con una apariencia superficial totalmente seca, la mayor parte del tiempo.

Conforme a la caracterización geológica descripta, la población de Jimaní ocupa una superficie, antes utilizada por un canal de comunicación entre los lagos Enriquillo y Etang Soumatra, por tanto deducimos que este territorio esta conformado por los depósitos de sedimentos realizados durante muchos años por los ríos Blanco y Soliette, junto aquellos depósitos marinos que se asentaron durante períodos geológicos antiguos y que a partir de entonces han emergido a la superficie, creando el paisaje natural que hoy se tiene; por tal razón la planicie de Jimaní, es de por sí, una llanura de  inundación.

1.3 Los Pronósticos

Diez días antes del paso de la riada de los ríos Soliette-Blanco, los Meteorólogos habían pronosticado la formación de bancos de nubes denominados Cumulonimbos, que avanzaban desde el sur de Puerto Rico. Otro banco que surgía en la frontera de Costa Rica y Nicaragua, se movía hacia el noreste, con posibilidades de lluvia en ambos casos de 100 mms y con probabilidades de convertirse en un disturbio tropical. Estas dos masas de nubes, pasaron en dirección contraria por todo el territorio de la Española, dejando como resultado los grandes aguaceros torrenciales del 23 de mayo del 2004, que acumulo la gran masa de agua que luego paso por el municipio de Jimaní.

1.4 Asentamientos Humanos

Si observamos las estructuras de las construcciones de las viviendas de los pobladores tradicionales del Valle Enriquillo se puede apreciar, que las mismas fueron construidas con el nivel de piso a una altura promedio 40 centímetros, por encima de la cota del suelo, lo que evidentemente refleja, que los habitantes de esta zona conocen desde hace mucho tiempo, el impacto de las riadas en alguna época del año, aunque no con la misma magnitud de lo ocurrido; Sin embargo, en la medida que las viviendas fueron construidas más recientemente, esta costumbre se fue perdiendo, del mismo modo que la gente en el tiempo, se ha acercado más al centro de la depresión de la cuenca.

El sector oficial luego del paso del Huracán David, construyó 40 casas para alojar algunos de los pobladores del municipio, y es por ellos precisamente, que a este sector se le ha dado el nombre de Barrio La Cuarenta.

Con respecto al poblado de Font Verrettes esta distante unos 12 kilómetros de Jimani cerca de la frontera en la parte haitiana de la isla, cuentan con cerca de setenta mil habitantes, incluyendo las comunidades satélites. Tanto Font Verrettes como Mapou tienen en común, que realizaron los asentamientos humanos que las habitan, sobre el mismo lecho del río; por tanto ha de esperarse, que el impacto de las crecidas sobre estas poblaciones, debe haber sido de gran magnitud, con su secuela de pérdidas materiales y vidas humanas.

2.0 Análisis de Impacto

2.1 Infraestructura Hidráulica y Vial

A 5 kilómetros antes de llegar a Jimaní, se observan los daños ocasionados por la riada. A ambos lados de la carretera, una amplia zona lucia totalmente arrasada, salvo el eje de la carretera, que mostró la fortaleza de su estructura. El deslave generado en ambas márgenes, incluyendo el paseo de la vía de acceso al municipio, alcanzó los tres metros de profundidad, dejando al desnudo, el grado de compactación de la carretera, lo que le permitió convertirse en muro de contención ante la envestida de la masa de agua que le impacto.

Con respecto al puente sobre el río Blanco, aun sin el tablero principal desde el paso de Huracán George, se puede apreciar que fue diseñado para dejar pasar un caudal estimado, de 1,500 mts.3/seg., Esto es, si lo vemos en función de la relación de su largo, y ancho, la pluviometría, la pendiente de la cuenta, el área tributaria, la lluvia máxima hasta el momento registrada y otros parámetros que se pueden ponderar con este propósito. Las pilas del puente, al permanecer sin el entarimado, no sufrieron daños apreciables.

2.2 Pluviometría

Al realizar una revisión rápida al histórico de la intensidad de lluvia en mms., durante 24 horas y en 40 años en la República Dominicana podemos ver, que la micro cuenca de Jimaní, cuenta con una lluvia máxima para el mes de mayo 120.3 mms. Siendo octubre, el de mayor índice de lluvia con 214.4 mms.; como se aprecia, hay una variación en el comportamiento de la lluvia, no sólo en lo referente a la época, si no también en lo que respecta a la pluviometría registrada en la estación meteorológica de Jimaní, de 227.4 mms. en seis horas, que es mucho mayor, que la máxima registrada en 24 horas en el mismo mes de mayo. La lluvia máxima registrada durante 24 horas de los días 23 y 24 de mayo del 2004, fue de 247.8 mms, según reporto la Oficina Nacional de Meteorología.

Quizás los cambios climáticos que se están produciendo en el mundo están surtiendo efecto sobre la isla, o somos testigo de por lo menos un disturbio tropical, que tiene un periodo de retorno de 100 años, dado que se dice, que en el 1912, hubo una inundación parecida en esta zona, pero con menor nivel de daños, dada la baja población de la isla en ese momento.

2.3 Hidrografía de la Cuenca

El río Blanco nace cerca de la cota 300 mts. snm., en la loma Montt Mexique, según la carta cartográfica de la edición 2, serie E 733 hoja 5871 III, casi en el borde de la divisoria fronteriza con Haití, pasando por la cota 25 mts. snm., Donde se encuentra localizado el municipio de Jimaní. El recorrido de este cauce alcanza 6.5kms., Por tanto podemos decir que esta micro-cuenca cuenta con una pendiente de 4.23%. El área tributaria estimada en 1200 ha. la cual correlacionada con la pluviometría alcanzada el 23 de mayo de 2004 de 247.8 mms. pudo haber almacenado un importante volumen de agua, que luego se uniría al torrente que se desplazaba por el río Soliette.

El río Soliette por su parte, con una pendiente cercana al 30%, es el resultado de varios ríos que tienen su nacimiento aguas arriba del poblado de Fond Verrettes; por tanto, recorren una parte importante del territorio haitiano, antes de llegar a territorio dominicano. Se puede decir entonces, que el volumen de escorrentía que aportó esta cuenca fue importante y por tanto, capaz de impactar con la magnitud que lo hizo en todo el municipio de Jimani.

2.4 Impacto de la Riada

Si analizamos el vano del puente sin el tablero principal, situado sobre el río Blanco, con respecto a la garganta formada por la formación topográfica del terreno aguas abajo del mismo; deducimos que la garganta formada en ese punto, no tuvo la capacidad de dejar pasar la gran masa de agua que llegó en ese instante; por tanto, la cantidad de flujo que paso por debajo del puente, fue retenida momentáneamente por la garganta natural de tal manera, que generó un pequeño embalse, incremento el oleaje aguas arriba y un sistema de partición de agua, probablemente responsable del incremento inusitado de los daños in situd y el deslave masivo producido en la entrada de la carretera del municipio. Bajo esta circunstancia, hay una liberación brusca de energía, capaz de arrastrar cualquier infraestructura existente junto a todos los ocupantes de las mismas, salvo alguna excesiones.

2.5 Daños Materiales

Existe la coincidencia entre los pobladores, que la gran riada se inicio entre las 4:00 a 4:30 a. m del 24 de mayo, la cual pudo ser una de las razones por la cual se ha registrado el gran numero de daños, muertes y desaparecidos.

No se tiene unos registros real de los daños; pero el primero de junio, el Centro de Operaciones de Emergencia, COE, había informado de 372 cadáveres y 275 desaparecidos; 721 viviendas afectadas y 712 con daños parciales, 1300 danificados, 5,000 mil afectados y 300 familias registradas sin hogar.

Con sólo analizar la cantidad de personas que habitaban las 721 viviendas de los barrios afectados de Los Robles, La 40, Invi, Jimaní Viejo, La 50, La Q, El Pueblo I, y El Pueblo II, deducimos, que la población de aquellos sectores antes del desastre antropológico natural, es de aproximadamente 2,812 personas,  tomando como referencia, el numero de habitantes por viviendas dado por la ONE, en el ultimo censo realizado en el 2002. Desde nuestro punto de vista, todo el que estaba allí en aquel momento, murió.

3.0 Conclusiones

La devastadora crecida del río Soliette-Blanco, es considerada como uno de los peores desastre del Caribe, que ocasionó la muerte a miles de personas, debido a que la gran masa de aguas que descendió de la sierra de Bahoruco, arrasó viviendas, infraestructuras de servicios, la agricultura y otros, en el poblado haitiano de  Fond Verrettes y del lado de la  República Dominicana, en Jimaní.

El evento, puede catalogarse de origen natural - antrópico, debido a la capacidad de la cuenca para almacenar agua durante una tormenta de corta duración, con un periodo de retorno de 100 años como ha sido este caso, y a la falta de un ordenamiento territorial, que establezca los usos de suelo en la República Dominicana,  especialmente en lo referente a los limites alcanzables por las aguas sobre las llanuras de inundación muchas veces ocupadas en ciudades y municipios del país, por una enorme cantidad de personas.

4.0 Recomendaciones

Las huellas del tirante del río Soliette-Blanco se encuentran aun en el pueblo de Jimaní, lo que permite hacer un trazado al área de inundación, a fin de que sea delimitada de tal manera que jamás sea ocupada por seres humanos.

Ø      Establecer el uso de suelo en el municipio de Jimaní, de manera que obedezca a un plan integral de desarrollo del municipio;

Ø      Que en la elaboración y ejecución de este plan, se observen las normas en lo referente a la planificación urbana, estudios geotécnicos, hidrológicos, antropológico, ambientales y de la construcción;

Ø      Sustentar este plan, en una sólida base administrativa, socio-económica, financiera y de rentabilidad.

4.1 A lo interno del CODIA

Hacer efectiva la aplicación de la ley 6160, que establece que el Colegio, es un guardián del interés publico y asesor legal del estado.

4.2 Política Pública

Ø      Auspiciar la adecuación del código de la construcción;

Ø      Promover el ordenamiento territorial, contenido en la ley General de Medio Ambiente;

Ø      Promover con los organismos de socorro, sistemas de respuestas rápida, ante eventos de desastres naturales o antrópicos, según sea el caso;

Ø      Promover un programa continuo de educación a los colegiados, sobre temas referente a los casos más comunes que se puedan presentar;

Ø      Contribuir con el desarrollo de una cultura de prevención y mitigación, mediante la aplicación de un adecuado sistema de operación y mantenimiento a las infraestructuras públicas.

Participantes:
Rafael J. Marte, I.C.
Luis Rodríguez, I.C.T.
Mariana Brazobán, I.C.
Mario Heredia, I.C.T.
Teomires Segura, IEM.
Joaquín Lora, I.C.T.

 

 

PROPUESTA DE SEMINARIO SOBRE LA TRAGEDIA DE JIMANI
Fecha Tentativa: Julio 7 del 2004
Coordinación:   Ing. Rafael Marte (Capítulo de Desastres, CODIA)
                          Ing. Luis P. Rodriguez (Capitulo de Meteorología, CODIA)


Las Inundaciones de Jimaní

Causas y Consecuencias

Ø      En los procesos de discusión del tema, hemos visto que recoge los pormenores de la visita de campo que hiciera el Capítulo de Desastre a Jimaní;

Ø      Vimos una presentación de imágenes fotográficas tomadas por el INDRHI y comentadas por los Ings. Maira Sánchez y Eliseo González;

Ø      Observamos una presentación del Ing. Antonio Cocco Quezada, donde se establece las condiciones meteorológicas previa a las inundaciones y los llamados de alerta temprana;

Ø      Se comento el informe de la Comisión Nacional de Emergencia, por el Ing. Octavio Rodríguez;

Ø      Se analizo el informe enviado por el Indrhi, por el Ing. Eliseo González;

Ø      Se escucharon los informes de Visita de Campo de los Ings. Sucre Matos y Luis Rodríguez y los demás Ingenieros que los acompañaron en los trabajos;

Ø      Se escucharon las opiniones de diversos profesionales de la ingeniería, que nos acompañaron en esta jornada;

Ø      A groso modo, el Ing. Rafael Marte, a nombre del Capítulo de Desastre, comenta el informe preliminar del Capitulo, dejando en las conclusiones y recomendaciones, una serie de medidas aplicar por el CODIA, y la zona afectada.

En estos trabajos:

Ø      Se ha encontrado el grado de desnudez forestal de la cuenca del río Soliette-Blanco, como la causa principal para que tiempo de recorrido del flujo se tan limitado y el tiempo de concertación de la masa de agua generada por la lluvia en la cuenca sea tan corto;

Ø      Se ha discutido y analizado la pluviometría y se ha llegado a la conclusión preliminar, que El tiempo de retorno de la lluvia que hemos tenido, es de 400 años;

Ø      Tenemos por consenso, un arrastre enorme de sedimentos sobre la superficie, con pendientes dentro del rango 2-8% en la cuenca, que contribuye para que el flujo de las crecidas, sea cada vez más errático, rápido y turbulento, con un alto índice de energía liberada, capaz de destruir cualquier estructura;

Ø      La topografía aguas debajo de las pilas del puente, permite el almacenamiento instantáneo del flujo y la conversión en un parte agua que generó aguas arriba del punto de referencia, la derivación de una enorme masa de agua que socavó la carretera de la Descubierta a Jimaní;

Ø      Se ha presentado un análisis de daños para la República Dominicana, desconocemos la magnitud del impacto del lado Haitiano;

Ø      En el informe se reportan 300 familias sin casa, pero no hay indicadores que establezcan, que se hallan incluido aquellas familias que fueron arrasadas por completo;

Ø      En el horizonte se plantea la instalación de sistema de alerta temprana, pero no se establece si es con respecto al tiempo de recorrido estimado para el flujo (Tr), junto al periodo de retorno (Tr) de la lluvia registrada, o sobre la base de las predicciones meteorológicas generada por los predictores;

Ø      Se sugiere la potencialidad de la ocurrencia de una crisis humanitaria, dado el destape de la ausencia total de servicios básico del lado Haitiano y la incapacidad de la infraestructura disponible en la Republica Dominicana, para satisfacer todos estos servicios;

Ø      Se plantea la planificación territorial como una de las soluciones al problema, que establezca los límites del uso de suelo en el municipio.

Para buscar respuesta y formulas técnicas viables, el Capítulo de Desastre, propone un seminario para el días miércoles 7 de julio; Lugar: ; Hora: 9:00 a.m.; donde se presenten y discutan los siguientes temas:

Causas de las crecidas del río Soliette-Blanco

Ø      Ing. Eliseo González (Indrhi)

Ø      Ing. Top. Antonio Cocco Quezada (Capítulo de Desastre)

Consecuencias

Ø      Comisión Nacional de Emergencia

Ø      Ing. Octavio Rodríguez

Análisis y estudio de los sistemas de alerta temprana

Ø      Ing. Andrés Campuzano (Capítulo de Desastre)

Ø      Ing. Maira Sánchez (Indrhi)

Experiencia de las inundaciones de Jimaní

Ø      Ing. Atíla Vólquez

Crisis de los servicios básicos, propuestas y soluciones

Ø      Lic. Carlos Guzmán

Ø      Lic. Mario Montes de Oca

Planificación Territorial

Ø      Ing. Erving Vargas (CODIA, Regional Norte)

Ø      Ing. Raúl Pérez (Indrhi)

Preguntas y Respuestas

Equipos de Trabajo

Plenaria

Costo