Claves para lograr una experiencia virtual memorable

Octubre 11, 2020 -

La pandemia del coronavirus ha acelerado una fase que ya era inminente en la industria de organización de eventos corporativos en República Dominicana: Los encuentros virtuales.

Una de las mayores ventajas de trasladar la celebración a una pantalla de cualquier dispositivo con conexión a internet, es que logra suprimir las distancias físicas, optimiza el tiempo y reduce la inversión de recursos económicos.

Un beneficio inherente al medio online, es que los eventos virtuales permiten a los organizadores mantener el control, no solo durante la celebración, sino también antes y después. El reto es lograr mantener la calidez que evoca una reunión física en una experiencia digital.

Los eventos virtuales van ganando su espacio en el mercado. Desde presentaciones de productos y servicios, aniversarios hasta conferencias y shows artísticos. Gracias a las plataformas virtuales es posible ofrecer un programa variado a los asistentes. Ahora Zoom, Webex de Cisco y Brain­dates o Teams son nuestras mejores aliadas. Sin embargo, no podemos ocultar que es un desafío producir contenido atractivo en un contexto donde el invitado está a un 'click' para asistir, pero también de cerrar la conexión si se fastidia.

Ventajas del mundo online

Interacción a tiempo real. Un evento virtual ofrece una oportunidad para interactuar con todos los invitados porque el anfitrión tiene toda su atención, acción difícil cuando el evento es presencial.

Presupuesto reducido. Los eventos en línea requieren poco personal, reajustan los costos por alimentos y bebidas y se pueden promocionar online mediante las estrategias de marketing adecuadas.

Accesibilidad. Todos los invitados pueden disfrutar de la experiencia virtual sin importar el lugar del mundo donde se encuentren y sin necesidad de pagar hotel o boleto aéreo.

Análisis. La tecnología contribuye a que las métricas sobre la audiencia sean más precisas, lo que se tradu­ce en una gran ventaja competitiva al momento de tomar decisiones.

Celeste Pérez